Los pisos y superficies de piedra se vuelven cada día más comunes, tanto que los materiales pétreos, representan hoy más del 35% de las ventas. En los últimos años, variedades de rocas ígneas tales como granito y cuarcitas, se han utilizado en gran cantidad de aplicaciones gracias a su amplio abanico de colores, además de su calidad, durabilidad y ahorro en costes y mantenimiento.

Debido a que materiales como los carbonatos sedimentarios, de calidad superior a las ígneas, se han usado inadecuadamente, causando problemas legislativos, se ha aumentado e intensificado la vigilancia de los geotécnicos. Además, hoy en día un certificado confirma la legalidad de la piedra.

Hoy día, donde las diferentes industrias están avanzando tecnológicamente a pasos agigantados, los avances en revestimiento de pisos y pavimento requieren un nuevo planteamiento con el fin de promover aún más su comercio.

Revestimiento de pisos Vs. revestimiento de paredes

Seleccionar la piedra para el revestimiento de pisos, es más complejo que cuando lo hacemos para las paredes ya que las fuerzas verticales son estáticas, mientras que las fuerzas para una superficie horizontal son dinámicas y siempre se necesitan pruebas diferentes.

suelos2

Por otro lado, mientras que la abrasión es “insignificante” en las superficies verticales, en los pisos es un factor a considerar ya que debe equilibrarse con protección contra deslizamientos.

Revestimiento de pisos

¿Conoce las características requeridas para la piedra usada en revestimientos de pisos? Tenga en cuenta que la piedra para este tipo de aplicaciones debe tener resistencia a la tensión, a la abrasión, a las descargas y a los agentes químicos. La elasticidad de dicho revestimiento debe ser compatible con los elementos de la estructura como por ejemplo la sub-base de concreto ya que es allí donde se aplica al aislamiento térmico, la insonorización y la impermeabilización.

Por otro lado, las baldosas de piedra para estas aplicaciones pueden estar pre-pulidas y el diseñador debe decidir cuál será el espaciado de las juntas, especialmente en áreas expuestas, y debe saber si va a usar baldosas que requieran un producto sometido a acabados mecánicos.

Pavimentación

Esta técnica, para uso exterior, cuenta con una superficie tratada similar a la del revestimiento. Sin embargo las baldosas o tablas para pavimentar se usan con acabado natural.

suelos1

En la forma tradicional, estas tablas se usan con los lados recortados para obtener distintas formas geométricas. Sin embargo, el método moderno usa el corte con discos de diamante permitiendo conseguir formas rectangulares predominantes en el uso arquitectónico. Igualmente, se ha innovado usando juntas abiertas para contener agujeros de drenaje, especialmente en plazas, paseos, terrazas y azoteas.

En cualquier caso, el diseño de la superficie debe definirse teniendo en cuenta la naturaleza y la intensidad del tráfico previsto.

Igualmente, la selección de la piedra requiere de algunas consideraciones geotécnicas. Por ejemplo, las cuarcitas y las areniscas de cuarzo, tienen una buena resistencia a la abrasión, además de sus colores uniformes y agradables. Los granitos, por su parte, al contener varios minerales de diferente dureza pueden generar diferente desgaste en su uso. Los mármoles y las calizas, algunas veces pueden tener una mayor resistencia a la abrasión pero cuentan con la desventaja de perder resistencia al deslizamiento.

suelos3

La piedra debe ser evaluada por su comportamiento en aplicaciones ya existentes, especialmente en el uso exterior.