El terrazo, fabricado con una mezcla de mármol y cemento, fue un material muy utilizado en los años 70, sin embargo, profesionales de la construcción y el diseño siguen prefiriendolo hoy gracias a su fácil colocación, durabilidad y conservación en cualquier ambiente en el que se encuentre.

Imágen tomada de archiexpo.es

Imágen tomada de archiexpo.es

Pese a su durabilidad natural, este material requiere ciertos cuidados, especialmente en su limpieza ya que el uso de materiales o productos inadecuados pueden deteriorarlo; por ejemplo, en el caso del suelo de terrazo recién pulido, es conveniente retirar todo el polvo con una aspiradora antes de proceder a limpiarlo con una mezcla de agua y detergente, para luego aplicar un poco de abrillantador.

Imágen tomada de acabadosypisosdelvalle.com

Imágen tomada de acabadosypisosdelvalle.com

En ningún caso es conveniente usar productos abrasivos, ácidos o cepillos duros, ya que pueden rayar la superficie y romper las juntas.

Una forma ideal de cuidar y mantener los pisos en Terrazo, Mármol Y Granito, es con los nuevos Pads Diamantados. Con este sistema de limpieza y mantenimiento logrará limpiar y brillar el suelo de una forma mecánica a través de millones de diamantes microscópicos, en lugar de utilizar productos químicos, logrando transformar los pisos gastados y viejos en pisos limpios, lustrosos y brillantes.

Imágen tomada de prodiamco.com

Imágen tomada de prodiamco.com

Uno de los errores más frecuentes al tratar con una superficie de terrazo, es que el mármol utilizado en la mezcla suele confundirse con el granito. Al ser el terrazo mucho más delicado y suave que el granito, su limpieza debe ser muy distinta para que éste no se desgaste.

Imágen tomada de prodiamco.com

Imágen tomada de prodiamco.com