Al trabajar con una herramienta diamantada, se pueden realizar cortes, perforaciones, canteados, biselados y pulidos, de manera más rápida y limpia en cualquier material, ya sea: concreto, asfalto, granito o mármol, vidrio, cerámica o porcelanato, entre otros.

Una herramienta diamantada, consta de dos partes:

  • La placa de diamante (segmento o corona), se obtiene mezclando polvos de metal con granos sintéticos de diamante de alta calidad. Dicha mezcla se comprime en frío, obteniendo segmentos semielaborados, los cuales, posteriormente se comprimen y calientan mediante el proceso de sinterizado. Logrando así, aleaciones con propiedades y formas distintas.
  • El soporte de acero (cuerpo o alma de acero), se fabrica en acero de gran calidad.

Para obtener un elemento único, se une el segmento o corona con el cuerpo o alma de acero mediante soldadura, fijando mediante una combinación especial a base de plata las dos partes hasta llevarlas al punto de fusión.

Luego de este importante proceso, la herramienta diamantada se somete a un rectificado en su parte diamantada y a un riguroso control de calidad, los cuales, permiten garantizar la efectividad de la herramienta.

diamante-alineado

El precio y características de la herramienta diamantada, depende de factores como: soldadura utilizada en la fabricación, concentración de diamante, grosor y diámetro del disco o broca, altura de los segmentos. Teniendo un gran impacto en la aplicación y uso que se le va a dar a dicha herramienta.

Saber cómo funcionan estas herramientas en el trabajo de corte, perforado, canteado, biselado y pulido, pueden llevar a conseguir un menor costo de corte, perforado, canteado, biselado y pulido, y ayudar a escoger la herramienta ideal para el material que se desea trabajar, ya que una herramienta incorrecta para el trabajo que se requiere, puede representar numerosos costos adicionales.

Muchas veces, sucede que el operario, al no tener suficientes conocimientos acerca de las herramientas diamantadas con los cuales va a trabajar, puede causar daños costosos a la maquinaria.

Capacítese y capacite a sus operarios. Esto le ayudará a tener el mejor costo por cada metro cortado, perforado, canteado, biselado y/o pulido.