Aunque toda superficie de concreto puede ser limpiada, para garantizar su durabilidad y resistencia se deben escoger productos y procedimientos adecuados para cada una y según la suciedad que requiera ser retirada.

Todo proceso de limpieza, ya sea con procedimientos mecánicos como el raspado, frotado, cepillado, etc, o limpieza por lavado o por disolución, debe realizarse de tal manera que se elimine la suciedad sin descuidar el concreto.

Manchas en el concreto

En las superficies de concreto se depositan manchas de hollín, polvo, arena, partículas de caucho, grasa, entre otras, que, aunque no reducen directamente su capacidad funcional ni su durabilidad, si pueden dañar su aspecto.

item_desengrasante

Se debe tener en cuenta que entre más rápido se elimina una mancha, el resultado será mejor, ya que con el tiempo éstas se pueden extender o penetrar en profundidad, haciendo más difícil su limpieza.

¿Cómo elegir el método de limpieza adecuado?

Generalmente, se debe elegir el procedimiento menos agresivo y que no ataque directamente la superficie de concreto. Igualmente, debe haber cierto cuidado de que el método escogido no ataque los elementos que se encuentren en las proximidades tales como objetos de madera, vidrio, aluminio, material plástico, materiales de las juntas, etc.

DETER-HYGIENIC_NUEVO-255x255

Algo importante a tener en cuenta es hacer una prueba del procedimiento en un lugar poco visible para solucionar cualquier inconveniente a tiempo.

Los procedimientos basados en una combinación de solventes o productos químicos, son muy conocidos para eliminar varios tipos de manchas sobre las superficies.

Daily-cleaner-1-gal

Existen algunos procedimientos de limpieza que pueden usarse, uno a uno, en el caso de manchas no identificadas hasta lograr encontrar el adecuado para retirar dicha mancha, iniciando con frotamiento en seco con un cepillo duro; si este procedimiento no funciona, se puede probar con el humedecimiento de la superficie, lavado con chorro de agua a baja presión, limpieza con un chorro de agua o de vapor a alta presión, productos químicos de limpieza tales como ácidos o bases, o, en el caso de manchas muy difíciles, sopleteado con arena u otro abrasivo o la limpieza con soplete.

HD-Cleaner-1-gal-255x396

En el caso de superficies de concreto delicadas es aconsejable utilizar procedimientos cuyo grado de agresividad aumenta más lentamente, tales como el uso de agua con un cepillo suave o mezclandola con jabones suaves, fuertes, con amoniaco o con vinagre.

deter-main

Aunque la limpieza con agua es uno de los procedimientos que menos maltratan el concreto, sólo es eficaz cuando las manchas son superficiales o han sido fijadas por compuestos solubles en agua, tales como el yeso. Estos tipos de limpieza pueden realizarse con agua fría o caliente sin presión o con presión, o con vapor.

El efecto limpiador de cualquiera de estos procedimientos se puede mejorar mediante la adición de jabón, especialmente para la eliminación de manchas superficiales grasosas.