Los vidrios de baja emisividad (en inglés Low-E) fueron creados como una alternativa de ahorro energético y aislamiento térmico para responder a las exigencias de las construcciones modernas que requieren el paso de luz natural con fines arquitectónicos; evitar el escape del calor en lugares muy fríos o, acumulación de calor en lugares muy cálidos.

Esto se logra gracias a los atributos químicos de este recubrimiento de baja emisión, compuesto de capas finas y sobrepuestas que incluyen cierta cantidad de plata y capas dieléctricas o cerámicas que aportan al rendimiento del material, permitiendo el paso de luz visible al interior de los edificios, a la vez que logra minimizar el espectro de radiación ultravioleta e infrarroja que puede llegar a traspasar el vidrio, sin comprometer la cantidad de luz visible.

En Colombia, los vidrios de baja emisividad generalmente son utilizados para edificaciones de uso comercial y residencial, contribuyendo a la reducción de costos por iluminación, calefacción y/o refrigeración. Sin embargo, hay que señalar que este tipo de películas metálicas sufren desgastes naturales por su contacto con el agua o la humedad, por lo que se recomienda la aplicación de tratamientos superficiales como el decapado para eliminar impurezas, manchas, contaminantes inorgánicos, herrumbre o escoria por causa de la oxidación de la superficie.

Es por ello que en Prodiamco hemos diseñado especialmente la Muela Decapado Low-e para la remoción de hasta 2 o 3 películas metálicas existentes en los vidrios de baja emisión, para uso en seco con equipos manuales o automáticos. Recordemos que la falta de mantenimiento oportuno puede conllevar a la disminución de la resistencia mecánica del vidrio, así como una pérdida significativa en el control de la conductividad y emisividad.

La fabricación de estas herramientas se realiza con materia prima de alta calidad, lo que garantiza un óptimo desempeño, además viene en presentaciones individuales de colores rojo y gris para diferenciar sus medidas y densidad según las necesidades de los distintos espesores de vidrio, como por ejemplo los vidrios de baja emisividad, transparentes, de hierro y tintado.

No hay que olvidar que la elección en los espesores de vidrios puede determinar el éxito de un proyecto arquitectónico. En el caso de los edificios con balcones, encontramos la elección de grandes ventanas con vidrios que permiten el paso de una mayor cantidad de luz, además de cumplir una labor térmica bastante exigente en la medida que estaría reemplazando una placa de concreto para la protección interna de la edificación.

Adicionalmente, el número y distribución de las paredes determinará el sistema de iluminación más adecuado para cada proyecto, en este caso, las ventanas ayudarían a reducir el llamado fenómeno de las paredes frías o calientes, generando una sensación de confort y protección en el interior de las edificaciones.

Para obtener más información sobre los diferentes tipos de vidrio y determinar cuáles son los equipos y herramientas más adecuadas, visite: https://herramientasparavidrio.com/ o comuníquese a nuestro PBX: (1) 685 70 02 en Bogotá, Colombia.